· 

La perfección en la imperfección

  Algunas veces cuando abro el horno, hay piezas que me sorprenden. Son piezas muy especiales que han tenido un resultado inesperado en la interacción con el fuego. Podría ser la reacción entre difrentes esmaltes o con las inclusiónes de metal u oxidos, no siempre puedo averiguar el porque. Y casi nunca consigo repetir ese mismo efecto excacto en una pieza nueva.

 

  Las coincidencias muchas veces son lo que le lleva a un objeto artesanal a otro nivel de belleza. A primera vista pueden aparecer imperfectas, por alguna irregularidad en el borde del vidrio o en el esmalte le ha salido burbujas inesperadas. Lo comparo con el tipo de imperfección que se denomina wabi sabi en la cultura japonesa. En wikipedia lo explican así: Wabi-sabi (侘・寂?) es un término estético de orígen japonés que describe una visión estética basada en "la belleza de la imperfección". El Wabi-sabi está frecuentemente presente en la sociedad japonesa, en forma de elementos de aspecto natural o rústico que aparecen en los objetos cotidianos o en algunos elementos arquitectónicos.

 

  Algunas características del Wabi-Sabi son la sencillez, la asimetría y lo rústico ademas de la modéstia e intimidad. Ocupa la misma posición en la estética japonesa que en Occidente ocupan los ideales griegos de belleza y perfección.

 

  Haciendo una comparación con el wabi-sabi, intento explicar lo que siento hacia ciertas piezas cuando abro el horno, que en términos culturales del occidente son imperfectas y por eso "de inferior calidad". Para mí hay piezas que ganan muchísimo con estos "fallos" o irregularidades no intensionales. Ante todo, este aspecto da a la pieza su propia personalidad.

  Y este es un punto muy importante para mí; la perfección puede ser fascinante, pero tambien puede ser tremendamente aburrida y plana. La perfección en la imperfección es cuando el objeto habla por sí mismo, y toca algo en nuestro interior inexplicable y nos hace sentir algo.