Sobre mí

  Bienvenida/o a mi página de joyas únicas y artesanales hechas con vidrio reciclado! Me llamo Grete y soy la creadora de la marca B Glass bcn.

Soy Noruega y vivo en Cataluña desde 1998. Estudié cerámica contemporánea en Bergen, Noruega.

 

De la cerámica al vidrio hay un paso pequeño, pero poder participar en un taller en la Fundació Centre del Vidre en Barcelona, realmente fue una gran ayuda. Aquí se encendió la chispa que con el tiempo se ha vuelto una pasión.

 

En aquel tiempo comencé a recoger ventanas abandonadas en la calle, material no faltaba. Me doy cuenta que, de hecho, lo que estaba haciendo era reciclar, por lo que hoy día, aunque me sería más fácil comprar el vidrio, continúo trabajando con el vidrio de ventanas desechadas. Me da una sensación de gran satisfacción pensar que mi trabajo es sostenible y ecológico, además de único y artesanal.

El vidrio como material me atrae por su profundidad, su transparencia, la manera en que refleja a la luz a la vez que la deja traspasar. Se parece al hielo, pero necesita el fuego para tomar forma. Me fascinan todas sus facetas. Es un material muy duro con una alta resistencia a las ralladuras e impactos, hace falta un diamante para cortarlo! Y piensa en las canicas, ¿cuantas veces has visto una canica rota?

Amo la naturaleza, y esa es mi fuente de inspiración. Me fascinan desde los nervios de una hoja, hasta las constelaciones de estrellas en el universo. Hago joyas para mujeres también amantes de la naturaleza, a las que les importa nuestro medio ambiente, y que a la vez les encanta sentirse auténticas e inigualables. Son joyas para las que buscan maneras sencillas de manifestar su propia singularidad, quiero que aporten un toque original a su estilo. Que se atrevan a mostrar al mundo que son personas inimitables. Mi intención en cada joya es crear una pieza de arte genuina y única.

 

 

 

Creo joyas con un significado que va más allá de lo meramente estético. Joyas que representan amor por la naturaleza que respetan el medio ambiente, ya que están hechas a partir de vidrio reciclado, deshechos sin ningún valor que vuelven a la vida en forma de joyas.